Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón

UAGA-COAG satisfecha en parte con las modificaciones aprobadas en las pensiones de los agricultores, pero continuara exigiendo mejoras

UAGA-COAG satisfecha en parte con las modificaciones aprobadas en las pensiones de los agricultores, pero continuara exigiendo mejoras

La organización agraria señala que se han recogido las propuestas presentadas por COAG que compensan parcialmente el incremento del periodo de cómputo de las pensiones.

 

La reforma de las pensiones de jubilación de los pequeños y medianos agricultores profesionales, publicada el pasado día 30 en el Boletín Oficial de las Cortes y aprobada el 28 de junio en el Congreso de los Diputados, recoge las propuestas presentadas por UAGA-COAG para compensar el incremento en el periodo de determinación de las bases reguladoras de las pensiones.

Hasta ahora, la determinación de estas bases se hacía considerando las bases de cotización de los últimos 15 años anteriores a la Jubilación. Con la reforma legal, dentro del plan de ajuste propuesto por el Gobierno, este período se amplía de forma paulatina hasta la consideración de los últimos 25 años.

Esta medida afectaba negativamente a los agricultores y ganaderos que cotizaron en el antiguo Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social (REASS), ya que hasta 2007 tenían bases de cotización muy inferiores a la mínima y que además no pudieron elegir libremente  sus bases de cotización. Precisamente para superar dichas injusticias se  creó un nuevo Sistema de Cotización, en el que se incrementaban las bases, dando la opción al agricultor para elegirlas y garantizando un tipo mínimo de cotización del 18,75%  (frente al 26,5% del régimen general) cuando la base de cotización fuera la mínima.

La ampliación del periodo de cómputo de 15 a 25 años penalizaba doblemente a los agricultores: por un lado, del mismo modo que al resto de cotizantes, por efectos de la propia ampliación y, por otro lado, por la consideración de bases mínimas (las del REASS) que no tuvieron opción de elegir. Ello suponía que los agricultores que se jubilasen en los próximos 22 años, de 2013 a 2023, habrían cotizado mucho más desde el año 2006 para obtener unas pensiones inferiores a las esperadas según la Ley de 2007.

La reforma aprobada por el Congreso, ofrece  como solución la posibilidad de que los agricultores y ganaderos que cotizan en el SETA puedan incrementar la base de cotización en un 120% manteniendo el tipo de cotización reducido del 18,75%. La propuesta de UAGA era mantener el periodo de tiempo actual en 15 años  o, en su defecto, incrementar la base por la que se pudiera aplicar el tipo de cotización reducido al 150%.

Por último, también a propuesta de UAGA-COAG el texto aprobado incluye a efectos de jubilación los periodos en los cuales se realizó el servicio militar o la prestación social sustitutoria.