Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón

UAGA-COAG PIDE AUTORREGULACIÓN EN LAS TAREAS DE LA COSECHA PARA PREVENIR INCENDIOS

UAGA-COAG PIDE AUTORREGULACIÓN EN LAS TAREAS DE LA COSECHA PARA PREVENIR INCENDIOS

La organización agraria apela a la profesionalidad de los cosechadores para tomen las medidas oportunas según la zona donde están trabajando.

Ante las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología para toda la Comunidad Autónoma de Aragón que informa de temperaturas superiores a los 43ºC en muchos puntos del territorio, la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA-COAG, recomienda a todos los profesionales que en estos momentos están cosechando el cereal de invierno (cebada y trigo principalmente) que sigan las recomendaciones del Gobierno de Aragón de parar la actividad durante las próximas horas de cara a evitar fuegos. En ese sentido, UAGA apela a la profesionalidad de las personas que están manejando cosechadoras, empacadoras, picadoras o cualquier máquina que disponga de engranajes para que autorregulen su actividad.

La organización agraria destaca que el lunes, 13 de junio, trasladó a toda su afiliación una serie de recomendaciones con el objetivo de que incrementasen la seguridad durante los trabajos de cosecha. Cosechar primero una banda perimetral en la parcela, para luego trabajar en sentido de avance contra el viento; asegurarse de que la cosechadora y los tractores de apoyo llevan mochila extintora y/o pala batefuegos; empezar a trabajar a las 6h de la mañana y parar de 13:00 a 20:00 horas; reducir la velocidad en parcelas cercanas a masa forestal y en terreno pedregoso; que alguien apoye y vigile los trabajos; y mantener un tractor con grada o cultivador en las proximidades.

El riesgo de incendio varía en función de la localización de las parcelas de cultivo, y no es lo mismo estar cosechando cereal en una zona de regadío, donde además de cereal hay otros cultivos (forrajes) que pueden actuar como cortafuegos, que cosechar en una zona de secanos áridos próximos a zona de masa forestal. Otro factor a tener en cuenta es el horario, por eso UAGA apela a la responsabilidad de los agricultores para que eviten trabajar en las horas centrales del día.  En ese sentido, la organización agraria recuerda que los agricultores son los primeros interesados en poder cosechar con todas las garantías para no echar a perder su producción, que es su principal fuente de ingresos, ni tampoco la máquina cosechadora, de alto valor económico.

Por otra parte, UAGA señala que a la hora de hablar o informar sobre los fuegos que se pueden ocasionar es fundamental distinguir entre incendios agrarios e incendios forestales. Los primeros únicamente afectan a los rastrojos y no queman superficie boscosa.

En lo que incendios forestales se refiere, la organización agraria destaca que, en los últimos años, la evolución de los fuegos viene motivada principalmente por las condiciones en las que se encuentran los montes debido a la falta de limpieza. Y añade que los fuegos, no sólo se deben combatir en los meses previos al verano, sino que es imprescindible la realización de desbroce continuo. Una labor que las actividades agrarias y en concreto la ganadería extensiva realiza de forma impecable durante todo el año.

Al respecto de las labores de extinción, UAGA manifiesta que aproximadamente el 80% de los incendios son apagados por los agricultores antes de que los bomberos lleguen al lugar donde se ha producido el fuego, porque conocen el terreno mejor que nadie, tienen los medios (el tractor, la pala, la cuba, la orientación…) y son los mejores defensores de su entorno.

Por último, la organización agraria también recuerda a las personas que están trabajando en la campaña de la fruta y a las ganaderas y ganaderos de extensivo (ovino y vacuno), que extremen las precauciones para evitar riesgos para la salud por un golpe de calor. En este caso, la organización señala que las recomendaciones son adelantar a las 6:00 horas el inicio de los trabajos para poder parar a mediodía; proteger la cabeza y cuello con una gorra o pañuelo; beber abundantemente; y proteger la piel con crema solar.