Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón

UAGA EXIGE AUMENTAR LA PRESIÓN CINEGÉTICA SOBRE LOS CIERVOS EN LA SIERRA DE ALBARRACÍN

UAGA EXIGE AUMENTAR LA PRESIÓN CINEGÉTICA SOBRE LOS CIERVOS EN LA SIERRA DE ALBARRACÍN

La organización agraria denuncia que los daños producidos por los ciervos suponen ya la pérdida de la mitad de la cosecha en las parcelas de cultivo que están dentro de la Reserva de Caza «Montes Universales». Una situación que pone en jaque la continuidad de actividad agraria en esa comarca.

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA-COAG, denuncia que los daños causados por los ciervos de la Reserva de Caza Montes Universales en las parcelas de cultivo, suponen ya una merma del 50-60% en la cosecha de cereal. Esta es la estimación de las afecciones se han producido, de momento,  en el nacimiento del cereal, tanto de lo que se han comido como lo que han pisado. A este alarmante porcentaje todavía habrá que sumar las pérdidas que se producirán cuando el trigo ya tenga espiga y grano, y los ciervos vuelvan a entrar en las parcelas a comer.

La Reserva de Caza «Montes Universales» comprende los municipios de: Albarracín, Orihuela del Tremedal, Bronchales, Monterde de Albarracín, Torres de Albarracín, Tramacastilla, Noguera, Griegos, Guadalaviar, Villar del Cobo, Frías de Albarracín, Calomarde y Royuela. Unas 49.773 hectáreas de superficie, de las cuales 5000 Ha. son de cultivo. UAGA alerta de que el alarmante incremento de los daños que causan los ciervos en las parcelas hace que los agricultores hayan llegado al límite y se planteen abandonar esas tierras de cultivo, y por consiguiente la actividad agraria, al no poder soportar las continuas pérdidas económicas.

Con el objetivo de mantener la actividad agrícola en esos pueblos, UAGA insta al Gobierno de Aragón a adoptar una serie de medidas:

– La primera y más urgente, para poder salvar la presente cosecha de cereal, es que se autorice una mayor presión cinegética. Los agricultores señalan que cada año aumenta la población de cérvidos en la Reserva y esto hace que se haya roto el equilibrio que permitía desarrollar la actividad agrícola en la zona. En ese sentido, los profesionales agrarios indican que habría que volver a la situación de convivencia de hace 25 años.

– A medio- largo plazo:

  • De cara al nuevo Programa de Desarrollo Rural, diseñar una Medida Agroambiental más adecuada a las necesidades de los agricultores de la Comarca Sierra de Albarracín, en la que es primordial aumentar la cuantía de la ayuda.

Actualmente los agricultores de los pueblos más afectados, es el caso de Griegos, Guadalaviar y Villar del Cobo que sus términos municipales están al completo dentro de la Reserva de Caza, no se acogen a la Medida Agroambiental porque la cantidad indemnizable es muy inferior a los daños que realmente sufren. Estos agricultores optan mayoritariamente por hacer una reclamación patrimonial al Gobierno de Aragón por los daños.

Ocurre que esas peritaciones, que antes hacía Agroseguro, las realizan desde hace unos años los ingenieros agrónomos del Servicio Provincial de Agricultura en Teruel, y la escasa disponibilidad esos técnicos para ir a peritar antes de la siega es un problema añadido. La cosecha en esta zona se produce en la primera semana de agosto, sin embargo los técnicos acostumbran a peritar esas parcelas durante las primeras semanas de julio, de ahí que la tasación de los daños no se ajuste a la realidad al no cubrir las mermas de las últimas semanas.

Para evitar estas reclamaciones patrimoniales, UAGA indica que el Departamento de Agricultura debe mejorar las carencias de la Agroambiental, que resulta totalmente insuficiente. En ese sentido, los agricultores se quejan de que la administración se ampara en la existencia de esta medida para acallar las protestas y reclamaciones de los agricultores.

  • Mejoras en el seguro agrario, de forma que se convierta en una herramienta eficaz que cubra los daños que ocasionan los ciervos.

Como es sabido, un seguro tiene como finalidad garantizar una indemnización en caso de accidente (situación no prevista). Lamentablemente, los daños de los ciervos en los cultivos no es algo accidental sino que es un hecho habitual, de ahí que después de varios años dando partes de siniestro en las mismas parcelas, el porcentaje de indemnización de Agroseguro al agricultor se vaya reduciendo y por eso, al tercer o cuarto año ya no compensa su contratación.

UAGA ha mantenido dos reuniones, 14 de febrero y 29 de abril, con el Director del Servicio Provincial de Agricultura en Teruel, Pedro Polo, y con el Director de la Reserva de Caza «Montes Universales», Alfredo Ferrán, para trasladarles la preocupación de los agricultores de la Sierra de Albarracín. Lamentablemente, no se ha conseguido ningún avance, y la situación en los cultivos empeora cada semana.

Por último, la organización agraria señala que en caso de que el Gobierno de Aragón no atienda sus propuestas para acabar con los daños de los ciervos, entonces estudiará otras medidas de presión, como movilizaciones y contraperitaciones.