Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón

UAGA EXIGE AL GOBIERNO DE ARAGÓN UNA FIRME DEFENSA DEL SECTOR PRIMARIO EN LA COMARCA DE CALATAYUD

UAGA EXIGE AL GOBIERNO DE ARAGÓN UNA FIRME DEFENSA DEL SECTOR PRIMARIO EN LA COMARCA DE CALATAYUD

La tormenta registrada ayer ha arrasado unas 500 hectáreas de frutales, viñedo y cereal. Otro golpe para la maltrecha economía de los profesionales agrarios de esa comarca.

Una fuerte tromba de agua acompañada de granizo dañaba gravemente, la tarde del 31 de mayo, unas 500 hectáreas de cultivo en la Comarca de Calatayud. Entre las localidades más afectadas están: Miedes, Mara, Munébrega, Paracuellos, Terrer, Villarroya, Aniñón y Torralba donde las parcelas de frutales, viñedo y cereal han sufrido daños que en algunos casos superan el 80% de la producción.

Ante esta situación, la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA-COAG, insiste al Gobierno de Aragón en la necesidad urgente de habilitar medidas que salvaguarden la actividad del sector primario en esta Comarca, permanentemente castigada por las inclemencias meteorológicas. Hace un año, tras las fuertes heladas registradas en la primavera 2019 que arrasaron con casi la totalidad de la producción frutícola en las riberas del Manubles, Ribota, Jiloca y Jalón, así como en buena parte de las zonas altas, el Gobierno de Aragón prometió ayudas en forma de créditos blandos para inyectar liquidez a la maltrecha economía de los agricultores de Calatayud. Unas ayudas, que a pesar del anuncio realizado por la Consejera de Presidencia, Mayte Pérez, a principios de febrero, NO han llegado a publicarse.

UAGA llama la atención, una vez más sobre, la vulnerabilidad de las explotaciones familiares de esa Comarca. Una situación que condujo en octubre pasado a la primera tractorada y manifestación conjunta del sector agrario en defensa del modelo social mayoritario de agricultura.

La continuidad de la actividad agraria en Calatayud pasa, según UAGA, por la publicación urgente de los préstamos blandos comprometidos y por trabajar en la mejora del seguro agrario para que dé cobertura a los profesionales. El seguro debe ser una herramienta que garantice las rentas de los agricultores en caso sufrir un siniestro por culpa de la meteorología, y NO, como sucede actualmente, que después de tres años consecutivos de incidencias, la penalización sea tan alta que no merezca la pena su contratación.

Por último, UAGA lanza una pregunta al Gobierno de Aragón: ¿Debe continuar la actividad frutícola en la Comarca de Calatayud?