Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón

UAGA advierte a los agricultores de que presten atención a los daños causados por especies cinegéticas

La organización agraria señala que la Ley de Caza establece un plazo de diez días para que los afectados informen a la sociedad de cazadores de los daños

cinegeticasAnte el inicio de la campaña de siembra, la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA-COAG, advierte a los agricultores para que presten atención a los daños causados en los cultivos por especies cinegéticas, no sólo para la reclamación de los daños sufridos sino también para que la administración tenga un mejor conocimiento de las zonas y cultivos afectados. De esta forma, la organización agraria destaca que se podrán ajustar correctamente las medidas a adoptar.

El inicio del nuevo año agrícola lleva consigo las primeras siembras, que deben conducir a la nascencia del cereal. Las semillas y los brotes nuevos, son un alimento muy apetecido para diversas especies cinegéticas, como el conejo o el jabalí. Además, UAGA señala que también se ha observado una mayor presencia de cabras silvestres y corzos en los montes.

La organización agraria recuerda a los agricultores que para obtener indemnización por daños en los cultivos, deben poner en conocimiento de la sociedad de cazadores la existencia de tales daños en un plazo de diez días desde que éstos se producen. Esta medida, que supone una carga para el perjudicado por los daños, fue muy criticada por UAGA durante la tramitación de la Ley de Caza, pero se encuentra en vigor. Por tanto, la organización agraria pide a los agricultores que estén atentos en estas fases iniciales, para que puedan advertir los daños y conseguir el doble objeto de que tales daños puedan reducirse y, en todo caso, percibir la oportuna indemnización.

Por otra parte, UAGA recuerda que el Plan cinegético de la presente campaña permite ampliar las capturas de individuos, una medida que la organización valora como muy acertada.

Desde UAGA se solicita a la administración autonómica y a las Sociedades de Cazadores la realización de un estudio sobre las poblaciones de las diferentes especies para combinar medidas que eviten los daños a los cultivos y rebajar el importe de las indemnizaciones.

Por último, desde UAGA se insiste en la importancia de la colaboración y el trabajo conjunto de agricultores y cazadores.