Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón

COAG exige análisis de sangre en origen de todos los lechones que entren en nuestro país

Ante la imposibilidad de paralizar las importaciones

 

 

  • Tras la detección de Peste Porcina Africana (PPA) en Bélgica, la UE y el Gobierno español deben extremar los controles y las medidas de bioseguridad para evitar el contagio y la expansión de una virulenta enfermedad que podría tener dramáticas consecuencias para el sector porcino español.

 

  • Para evitar la entrada de la PPA en nuestro territorio, esta organización apela a la responsabilidad y coordinación de todos los agentes implicados en la cadena de valor del porcino: administración, ganaderos, veterinarios, transportistas e integradoras.

 

  • Además, se ha pedido a la Federación Nacional de Caza que informe y conciencie a los cazadores de los riesgos que comporta la importación fraudulenta de jabalís de países de la UE.

 

 

Tras la detección de Peste Porcina Africana (PPA) en Bélgica, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha solicitado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que se controlen y analicen, vía extracción de sangre, todas las importaciones de lechones que entren en nuestro país ante la imposibilidad de paralizar las mismas. Además, esta organización reclama a las autoridades comunitarias y nacionales que se extremen las medidas actuales de bioseguridad en las granjas de destino de dichos lechones, se realicen controles más exhaustivos a los camiones que transportan de animales de diferentes especies y  se exijan certificados de limpieza y desinfección a los vehículos de transporte de carne fresca y curada de los países con PPA (Bélgica, Bulgaria y Rumania).

 

Asimismo, COAG pide que las actuaciones se centren también en la fauna salvaje, ya que el último foco detectado en Bélgica la semana pasada tenía su origen en dos jabalíes encontrados muertos. En este sentido, esta organización reclama a la Federación Nacional de Caza y las diferentes administraciones que informen y conciencien a los cazadores de los riesgos que comporta la importación fraudulenta de jabalís de países de la UE. A pesar de la orden publicada a nivel europeo, por la que se prohíbe el movimiento de jabalís entre Estados Miembros, JARC_COAG tiene constancia de que están entrando crías de estos animales escondidos en los maleteros de los coches, que tienen como destino los cotos de caza.

 

Para evitar la entrada de la PPA en nuestro territorio, COAG apela a la responsabilidad y coordinación de todos los agentes implicados en la cadena de valor del porcino. “La última vez que entró la peste porcina en España, año 1997 y 2000, supuso el bloqueo de nuestras exportaciones durante un par de años. El sector porcino español no puede permitirse la entrada de la PPA porqué pondría en riesgo uno los pilares económicos de nuestro sector agroalimentario; el 12,7% de la Producción Final Agraria y  casi el 40% de la Producción  Final Ganadera. En la última década hemos doblado la facturación por ventas al exterior, pasando de 2.440,4 millones en 2008 a los 5.080,0 millones de euros el año pasado (+108,16 %)”, ha subrayado Jaume Bernis, responsable del sector porcino de COAG, a lo que ha añadido el potencial de creación de empleo en el medio rural, “cerca de 300.000 puestos de trabajo directos y más de 1 millón de forma indirecta, empleo que se crea en su mayoría en las zonas rurales, en las que se ubican tanto granjas como gran parte de las industrias, contribuyendo a fijar población en los pequeños núcleos”, ha apostillado.